Jesús nos ha llamado a liberar a otros de la ignorancia del conocimiento de Dios, en un mundo que cada día se apega a valores falsos y a satisfacer los placeres carnales, alejándose de la maravillosa vida en el Espíritu que nos ofrece Jesucristo.

Jesús dijo: “Por tanto vayan y hagan discípulos en todas las naciones, y bautícenlos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Ensenándoles a cumplir todas las cosas que les he mandado” (Mateo 28: 19-20).

Este es un llamado para hombre, mujer niños y niñas, sin importar el rol que desempeñe. Todos estamos llamados, a llevar las buenas nuevas (evangelizar) a otros.

Esto es, en todo lugar, tiempo y por cualquier medio por donde se pueda transmitir la maravillosa palabra de Dios.

Usemos las redes sociales, hagamos caminatas, hablemos en nuestros hogares, en el autobús, tren, trabajo, en la mañana, por la tarde o por la noche, por medio de una película o una canción. VEN UNETE! A NOSOTROS EN ESTA MARAVILLOSA Y AMOROSA CAUSA, hablemos, hasta que todo el mundo escuche!